Artroscopia de rodilla más Factores de Crecimiento (PRGF)

La artroscopia es un procedimiento quirúrgico común en el cual una articulación (rodilla) se visualiza usando una cámara pequeña. La artroscopia da a los médicos una visión clara del interior de la articulación, ayudándolos a diagnosticar y tratar los problemas de rodilla.

artroscopia de rodilla

Artroscopia de rodilla más Factores de Crecimiento

¿Qué es la artroscopia?

La artroscopia es una cirugía incluida en las terapias mínimamente invasivas, muy utilizada en traumatología para las lesiones de rodilla.

Se utiliza una cámara diminuta para observar dentro de la rodilla (artroscopio). El cirujano realiza unos pequeños cortes para poder introducir el artroscopio y los diversos instrumentos quirúrgicos que le permitirán reparar la lesión. Con ellos puede ver los ligamentos, el menisco, la rótula, el revestimiento de la articulación (sinovia), el cartílago y el resto de la articulación. La visión con el artroscopio  reflejado en un monitor, permite la reparación de tejidos o tendones desde el exterior.

artroscopia

Al tratarse de una terapia mínimamente invasiva es un procedimiento ambulatorio que no requiere hospitalización.
La anestesia para este tipo de cirugía suele ser local o regional con lo que el paciente no siente dolor y está despierto.

La artroscopia está recomendada en diversas lesiones de rodilla y siempre indicada por un profesional.

Las lesiones de rodilla más frecuentes donde está recomendada la artroscopia son:
Menisco roto
Ligamentos dañados o rotos
Extirpación de quiste de Baker
Algunas fracturas
Pedazos de cartílago roto

La recuperación dependerá del tipo de lesión que se ha reparado.

artroscopia de rodilla

Factores de Crecimiento (PRP) en lesiones de rodilla

Hoy en día disponemos de uno de los mejores tratamientos regenerativos FACTORES DE CRECIMEINTO (PRGF). Este tratamiento se utiliza muchas veces después de este tipo de cirugía para una pronta y mejor recuperación del paciente, acortando la vuelta a la rutina diaria del operado.

Otras veces, dependiendo del grado o patología de la lesión, se realiza el tratamiento de FACTORES DE CRECIMIENTO (PRGF) sin la necesidad de realizar la artroscopia. Después de tres o cuatro sesiones de aplicar FACTORES DE CRECIMIENTO (PRGF) en la lesión a tratar se consigue la curación de la misma.

En Instituto de Traumatología Barcelona disponemos del equipo y los profesionales dedicados a la Traumatología, Medicina Deportiva y Rehabilitación que podrán informarle sin ningún compromiso sobre el tratamiento más adecuado para usted.
Llámenos al 937 906 347 y le informaremos.

Deja un comentario

Su dirección e-mail no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *