Ozonoterapia


El Ozono que se utiliza en medicina está formado por un 5% de Ozono puro y un 95% de oxigeno de uso medicinal. La Ozonoterapia consiste en la aplicación de esta mezcla de Ozono-Oxigeno con fines terapéuticos. Se comenzó a usar en medicina por los alemanes en la primera guerra mundial (1914).

Es un excelente antiinflamatorio, analgésico, germicida-antiséptico, antioxidante, revitalizante, oxigenante y regenerador. La Ozonoterapia es un tratamiento inocuo para el paciente, pues carece de efectos secundarios.

Actualmente se está utilizando, incluso en personas sanas, para obtener estimulación física y psicológica.

PRINCIPALES APLICACIONES

En traumatologia y reumatologia

Hernia discal, Ciática, Lumbago, Dolor en cervicales, dorsales y columna Lumbar, Artrosis de rodilla, cadera, manos, Artritis, Sobrecarga muscular o articular, Tendinitis, Epicondilitis, Condromalacia, Meniscopatía, lipomas, dolores y lesiones musculares.

En vascular

Problemas circulatorios, tanto venosos como arteriales, arteriosclerosis, úlceras de origen vascular, pie diabético, insuficiencia venosa crónica “piernas cansadas”.

Otras

Dolor de cabeza, neuralgias (del trigémino), cansancio crónico, recuperación física, dermatitis, psoriasis, celulitis con piel de naranja, fibromialgia y síndrome de fatiga crónica. Debido al poder antiimflamatorio y analgésico de la Ozonoterapia se han evitado numerosas intervenciones quirúrgicas con trastornos dolorosos a nivel de columna vertebral y otras lesiones como: epicondilitis, síndrome del túnel carpiano, tendinitis, artrosis en manos, cadera, rodilla, bursitis, contracturas musculares, y espolón calcáneo entre otras.

Terapia Antiaging

Es la terapia de regeneración celular para todos los tejidos del organismo mediante la aplicación de ozono o suero fisiológico ozonizado que administrado al paciente produce una oxigenación de sus tejidos envejecidos por alguna enfermedad o por la propia edad del paciente.

Ventajas de clínicas del Ozono

• Mejora el suministro de oxígeno a todos los tejidos.
• Revitaliza el sistema inmune.
• Activa el sistema -que posee el organismo- para suministro de anioxidantes y barrida de radicales libres, (efecto RE-DOX).
• Mejora la circulación cerebral, especialmente en pacientes con trastornos circulatorios cerebrales, que reducen su actividad física y presentan un grado importante de inseguridad para caminar, y sobretodo en pacientes diabéticos o con Parkinson.
• Mejora el estado anímico y el sueño.
• En general, mejora ostensiblemente la calidad de vida del paciente especialmente si es añoso.