Lumbalgia, causas, síntomas y tratamiento con Factores de Crecimiento (PRGF)

Existen muchas causas para la lumbalgia, puede ocurrir después de un movimiento al inclinarse o levantar algo, traumatismo al caerse o bajando una escalera o a cambios degenerativos al envejecer, como sucede con la artrosis.
La lumbalgia es un dolor situado en la zona del dorso, desde las últimas costillas hasta los pliegues de los glúteos. El dolor lumbar es muy frecuente y 8 de cada 10 personas padecen alguna vez al menos un episodio en su vida.

lumbalgia y PRGF

Nos referimos al dolor lumbar como lumbago o lumbalgia, cuando se acompaña de dolor localizado en la zona posterior a la altura de la cintura. Cuando se irradia hacia el nervio ciático (por la cara posterior de muslo, rodilla y gemelos) lo llamamos lumbociática.

Las causas más comunes que pueden generar una lumbalgia aguda son:

• agacharse doblando la cintura en lugar de doblar las rodillas

• cargar cosas pesadas inclinando la espalda

• mala posición al dormir

• descansar en un mal colchón, etc.
Los síntomas iniciales suelen ser cansancio o dolores moderados, intermitentes e inconstantes, que aparecen por épocas en nuestra vida.
Los signos avanzados son crisis intensas de dolor de espalda baja, dolor de nervio ciático, muchas veces acompañadas por contractura muscular y disminución de rangos de movimiento. También pueden ir acompañados de adormecimiento o dolor de piernas, falta de fuerza, problemas de cadera, rodillas, pies o todas las anteriores.
La mejor manera de solucionar este tipo de problemas es acudir a un especialista para corregir la causa.
En el caso de la espalda baja se debe empezar por unas radiografías recientes y si se considera necesario, una resonancia magnética y/o una tomografía.
En la gran mayoría de los casos y en la mayor parte de las edades se puede establecer un tratamiento para el paciente con grandes resultados.

 

¿Cómo es el tratamiento con Factores de Crecimiento?

Para realizar nuestra terapia mínimamente invasiva en la columna lumbar o cervical con Factores de Crecimiento (PRGF), aunque sea un tratamiento totalmente ambulatorio, hay que realizarlo en quirófano, pues hay que realizar la infiltración con la guía del fluoroscopio (scanner), con una pequeña sedación y anestesia local, por vía oral o intravenosa, pero siempre sin cirugía y sin bisturí y ambulatoria.

Es un procedimiento que dura unos 40 minutos, tras el cual el paciente podrá volver a su casa por su propio pie, y al día siguiente realizar vida normal sin hacer esfuerzos físicos o deportivos durante unos días.
El protocolo a seguir antes del tratamiento será el mismo que para cualquier infiltración de Factores de Crecimiento (PRGF), en cuanto a aplicaciones es normalmente una en quirófano bajo fluoroscopio y otra al cabo de unos 15 días en consulta.
El tratamiento es personalizado para el paciente dependiendo de la sintomatología, diagnóstico y edad del paciente.

 

Lo normal es que no duela la espalda, sin importar la edad. Ante cualquier molestia o síntoma de dolor acudir cuanto antes a nuestro especialista es fundamental para garantizar una buena calidad de vida en el futuro.

En el Instituto de Traumatología Barcelona disponemos de un equipo de profesionales puestos a su servicio.
Con nuestro tratamiento de Factores de Crecimiento (PRGF) sus problemas de columna lumbar quedarán solucionados.
Llámenos y solicite una cita.

Más información sobre Factores de Crecimiento (PRGF)

Deja un comentario

Su dirección e-mail no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *