Pata de ganso o tendinitis anserina

La tendinitis anserina o pata de ganso puede manifestarse en cualquier persona, aunque suele ser más frecuente en corredores y mujeres de mediana edad.

tendinitis anserina

 

La tendinitis anserina afecta a los tendones de la denominada pata de ganso, que recibe este nombre por la forma con la que los tendones isquiotibiales se insertan en la cara anterointerna de la tibia proximal, que recuerda claramente esta estructura. Los tendones implicados en esta tendinitis son los de los  músculos sartorio, recto interno y semitendinoso. La tendinitis de la pata de ganso es un problema en el que se produce irritación e inflamación del tendón de inserción de éstos 3 músculos.

La tendinitis de la pata de ganso o tendinitis anserina es una patología frecuente en aquellas personas con problemas de pisada, exceso de ejercicio físico, problemas en la zona lumbar y de la pelvis.

tendinitis de pata de ganso

Síntomas de la tendinitis de pata de ganso

El dolor es el síntoma más característico de este tipo de tendinitis. En ocasiones el dolor es constante, incluso nocturno (en fases agudas) y siempre se presenta un dolor intenso al palpar la zona interna de la rodilla, que puede apreciarse tumefacta.
Coma toda tendinitis, en su fase inicial puede doler únicamente al iniciarse el movimiento: correr, agacharse, para mejorar o incluso desaparecer con el calentamiento, pero el dolor vuelve a aumentar después del ejercicio.
Si se agrava puede dificultar la deambulación e incluso impedir el ejercicio.

Causas de la tendinitis de pata de ganso

La tendinitis anserina suele relacionarse con la sobrecarga deportiva de impacto, por la fricción repetitiva en deportes como el atletismo, fútbol, baloncesto y deportes en general que impliquen impacto repetitivo.

Puede aparecer ante una sobrecarga muy intensa en pacientes sin una buena preparación física. Igualmente, caminar por terrenos irregulares y utilizando un calzado no adecuado altera el eje de carga de la rodilla y predispone al desarrollo de la tendinitis de pata de ganso.

 

Tratamiento de la tendinitis de pata de ganso con Factores de Crecimiento (PRGF)

Factores de Crecimiento o PRGF, terapia mínimamente invasiva, ambulatoria, por medio de una infiltración de Plasma Rico en Proteínas (obtenido del propio paciente), sustancias que estimulan la cicatrización y reparación de tendones, músculos…
Finalmente será el propio cuerpo, que tiene la capacidad de repararse a sí mismo; lo que se consigue es acelerar el proceso poniendo el PRGF en la zona de la lesión.
El protocolo suele ser de tres sesiones en intervalos de quince días, acompañado de fisioterapia y reposo de actividad deportiva.

En el Instituto de Traumatologia Barcelona realizamos tratamientos regenerativos con Factores de Crecimiento para el tratamiento de la tendinitis.
Llámenos al 937 906 347 y le informaremos.

 

Deja un comentario

Su dirección e-mail no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *