Síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano es una afección en la cual existe una presión excesiva en el nervio mediano, que se encuentra en la muñeca. Este nervio proporciona la sensibilidad y el movimiento a los dedos pulgar, indice, medio y parte del anular. A su paso por el túnel carpiano, el nervio mediano puede encontrarse comprimido (síndrome del túnel carpiano), puediendo provocar entumecimiento, hormigueo, debilidad, o daño muscular en la mano y los dedos.

Síndrome del túnel carpiano

¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

Se llama síndrome del túnel carpiano a los síntomas producidos por la compresión del nervio mediano en su paso por el túnel del carpo. Hay un espacio en la muñeca llamado túnel carpiano por donde pasan el nervio medio y nueve tendones desde el antebrazo hacia la mano. El síndrome del túnel carpiano ocurre cuando debido a la inflamación se acumula presión sobre el nervio.

El nervio mediano es el encargado de dar la sensibilidad a los dedos pulgar, índice, medio y parte del anular, por lo cual estos serán los afectados por los síntomas.

Ocurre en 3 de cada 1000 personas siendo más frecuente en mujeres y en la raza blanca.

 

¿Qué síntomas produce el síndrome del túnel carpiano?

Los pacientes afectados por la compresión del nervio mediano en el síndrome del túnel carpiano suelen presentar dolor de tipo quemazón y adormecimiento en los dedos pulgar, índice, medio y parte del anular. Esa sensación empeora durante la noche y después de ciertos movimientos repetitivos en los cuales la mano esté cerrada.

Con el avance de la enfermedad, la mano puede sentirse pesada y dar sensación de torpeza al sujetar objetos. Puede llegar a producir daños permanentes y dificultad para mover la mano.

La detección y tratamiento tempranos son importantes para prevenir daño permanente a los nervios.

síndrome túnel carpiano

 

Tratamiento

Frecuentemente los síntomas pueden aliviarse sin cirugía. La identificación y el tratamiento de las afecciones médicas, el cambio de los patrones de uso de la mano o mantener la muñeca entablillada en posición recta podrían ayudar a reducir la presión sobre el nervio. Mediante el uso de entablillados en la muñeca por las noches podrían aliviarse los síntomas que interfieren con el sueño.

Se recomienda la cirugía cuando los síntomas persisten por más de 6 meses a pesar de las medidas recomendadas y tratamiento médico ambulatorio (infiltración, fisioterapia…), o cuando se detecte daño muscular o al nervio.

Es un procedimiento mínimamente invasivo, muy común y con pocas complicaciones. Es un procedimiento que se realiza bajo anestesia local, a través de una pequeña incisión. El paciente puede regresar a casa el mismo día del procedimiento.

 

 

Para más información, nuestros especialistas de Instituto de Traumatología Barcelona le informarán y prestarán la máxima atención.

Llámenos al 937 906 347 y le informaremos.

Deja un comentario

Su dirección e-mail no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *