Tendinitis del tendón rotuliano

El dolor en el tendón rotuliano puede ocurrir por diferentes causas y frecuentemente está asociado con la práctica deportiva, con mayor frecuencia en los deportes donde se carga la zona de la rodilla.

tendinitis tendón rotuliano

 

El tendón rotuliano o tendón patelar es la estructura que se encuentra por debajo de la rodilla (rótula) uniendo el músculo cuádriceps con la tibia. A través del tendón rotuliano, cuando el cuádriceps se contrae permite que la rodilla se extienda o estire.

El dolor en el tendón rotuliano puede ocurrir por diferentes causas y frecuentemente está asociado con la práctica de ciertos deportes, con mayor frecuencia en los que se carga la zona (por ejemplo, levantamiento de pesas), pero también en el salto deportivo y las que producen fuerzas de desaceleración significativas a través del tendón: baloncesto, squash, esgrima, saltadores y deportes de campo con altas fuerzas de tracción (como el hockey sobre césped artificial).

Saltar, caer y cambiar de dirección de manera constante pueden provocar torceduras, desgarros y daño en el tendón rotuliano. Por lo tanto, las personas que regularmente practican deportes que implican saltar mucho todo el tiempo, pueden ejercer mucha presión en las rodillas.

Todo dolor del tendón rotuliano se refiere también como “rodilla de saltador”.

 

Rodilla de saltador

Cuando se extiende la rodilla, el cuádriceps tira del tendón del cuádriceps, que a su vez tira de la rótula. Luego, la rótula tira del tendón rotuliano y la tibia, y permite que la rodilla se enderece. Al flexionar la rodilla, en cambio, los músculos de la corva tiran de la tibia, y esto hace que la rodilla se flexione.

En la rodilla de saltador, el tendón rotuliano está dañado. Dado que este tendón es fundamental para enderezar la rodilla, el daño en él hace que la rótula pierda el soporte o el sostén. Esto causa dolor y debilidad en la rodilla, y dificulta el enderezamiento de la pierna.

 

tendinitis de la rodilla

Síntomas

Algunos de los síntomas más frecuentes de la tendinitis de tendón rotuliano son los siguientes:
Dolor directamente sobre el tendón rotuliano (o más específicamente, debajo de la rótula)
Rigidez en la rodilla, en particular al saltar, arrodillarse, agacharse, sentarse o subir las escaleras
• Dolor al flexionar la rodilla
• Dolor en el cuádriceps
Debilidad en la pierna o la pantorrilla

Algunos síntomas menos frecuentes pueden ser:
• Problemas de equilibrio
• Aumento de la temperatura, sensibilidad excesiva o hinchazón alrededor de la parte inferior de la rodilla

 

Tratamiento de la tendinitis con Factores de Crecimiento (PRGF)

Factores de Crecimiento o PRGF, terapia mínimamente invasiva, ambulatoria, por medio de una infiltración de Plasma Rico en Proteínas (obtenido del propio paciente), sustancias que estimulan la cicatrización y reparación de tendones, músculos…
 Finalmente será el propio cuerpo, que tiene la capacidad de repararse a sí mismo; lo que se consigue es acelerar el proceso poniendo el PRGF en la zona de la lesión.
El protocolo suele ser de tres sesiones en intervalos de quince días, acompañado de fisioterapia y reposo de actividad deportiva.

En el Instituto de Traumatologia Barcelona realizamos tratamientos regenerativos con Factores de Crecimiento para el tratamiento de la tendinitis.
Llámenos al 937 906 347 y le informaremos.

 

Deja un comentario

Su dirección e-mail no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *