Terapia mínimamente invasiva con Factores de Crecimiento para tratar el dolor

La terapia mínimamente invasiva consiste en una cirugía ambulatoria con heridas pequeñísimas y una rápida recuperación. El tratamiento es personalizado para el paciente dependiendo de la sintomatología, diagnóstico y edad del paciente.

terapia minimamente invasiva

¿Qué son los Factores de Crecimiento?

Los Factores de Crecimiento son un conjunto de proteínas que de forma natural se encuentran en el plasma sanguíneo y en el interior de las plaquetas. Desempeñan una importante función en la comunicación entre células y ejercen un gran número de efectos biológicos, de hecho, juegan un importante papel en los procesos de curación y regeneración de tejidos.
Mediante la tecnología del Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGF), a partir de un mínimo volumen de sangre (32 ml) del paciente es posible aislar y concentrar este conjunto de proteínas, para aplicarlo terapéuticamente.
El plasma rico en plaquetas es una fracción de la sangre separada por centrifugación que reúne la mayor concentración de plaquetas. Los Factores de Crecimiento son un conjunto de sustancias de origen proteico con control externo del ciclo celular, estos actúan uniéndose a receptores específicos para cada uno de ellos.
Los Factores de Crecimiento están encargados de ordenar la regeneración y reparación de tejidos, los cuales van a actuar de manera local.
Algunas de las ventajas del uso de Factores de Crecimiento (PRGF) es que son totalmente autólogos, bactericidas y de proceso sencillo.

Beneficios de la tecnología de Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGF)

• Retrasar el avance de la enfermedad

• Mejorar la rigidez de la articulación

• Reducir la inflamación y el dolor

• Mejorar la funcionalidad y la movilidad

 

terapia minimamente invasiva

 

Tratamiento del dolor con Factores de Crecimiento (PRGF)

Los Factores de Crecimiento son un conjunto de proteínas que de forma natural se encuentran en el plasma sanguíneo y en el interior de las plaquetas. Desempeñan una importante función en la comunicación entre células y ejercen un gran número de efectos biológicos, de hecho, juegan un importante papel en los procesos de curación y regeneración de tejidos.
Mediante la tecnología del Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGF), a partir de un mínimo volumen de sangre (32 ml) del paciente es posible aislar y concentrar este conjunto de proteínas, para aplicarlo terapéuticamente.

Los Factores de Crecimiento (PFGF) se aplican mediante infiltraciones intra-articulares en la zona lumbar. Estas infiltraciones se pueden realizar de forma ambulatoria en el centro de salud.

Aplicación de Factores de Crecimiento

Para realizar nuestra terapia mínimamente invasiva en la columna lumbar con Factores de Crecimiento (PRGF), aunque sea un tratamiento totalmente ambulatorio, hay que realizarlo en quirófano, pues hay que realizar la infiltración con la guía del fluoroscopio (scanner), con una pequeña sedación y anestesia local, por vía oral o intravenosa, pero siempre sin cirugía y sin bisturí y ambulatoria.
El paciente en todo momento se encuentra lúcido e informado de todo el procedimiento que se va desarrollando por el médico o por el resto de equipo.
Es un procedimiento que dura unos 40 minutos, tras el cual el paciente podrá volver a su casa por su propio pie, y al día siguiente realizar vida normal sin hacer esfuerzos físicos o deportivos durante unos días.
El protocolo a seguir antes del tratamiento será el mismo que para cualquier infiltración de Factores de Crecimiento (PRGF), en cuanto a aplicaciones es normalmente una en quirófano bajo fluoroscopio y otra al cabo de unos 15 días en consulta.

En el Instituto de Traumatologia Barcelona realizamos tratamientos regenerativos con Factores de Crecimiento para el tratamiento del dolor.
Llámenos al 937 906 347 y le informaremos.

Deja un comentario

Su dirección e-mail no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *